Mozart para bebés

La música estimula: Mozart para bebés 

La música es una de las más especiales para ello. La música estimula tanto a grandes como a chicos y a través de ella se pueden aprender lecciones de otros ámbitos, agudizar los sentidos y como no, los sentimientos también. Pero, todas estas certezas se tienen luego de que distintos investigadores hayan dedicado muchos años a comprobarlo. Fueron más de veinte años los que se han construido en torno a investigaciones para comprobar que la música es estimulante.

Pero de esta exploración principal fueron deviniendo otras que se descubrieron en el campo mismo de la investigación. Los científicos han tenido que hacer un punto y seguido para detenerse y dedicarle unos años a un músico en especial: Amadeus Mozart. Sucede que se han ido realizando pruebas con distintas músicas y, el artista del ámbito clásico siempre estuvo presente en la investigación. En medio de las pruebas se descubrió que la música de Mozart tiene una notable influencia en el comportamiento de los bebés pero que, sobre todo, les brinda un mayor desarrollo intelectual y creativo.

Este dato fue un antes y un después pues, saber que la música de Mozart estimula en mayor medida a los bebés no podía quedarse en un simple resultado científico. Es así que el músico Don Campbell comenzó su trabajo para lograr definitivamente un Mozart para bebés. Lo que hizo este profesor fue seleccionar algunas de las composiciones del músico clásico y disponerlas todas juntas en un orden específico para lograr la estimulación de los niños.

Ciertamente Mozart para bebés funciona en las distintas etapas en las que se encuentra el niño al igual que la música en general para la estimulación a partir de la semana 20 de gestación. Pero lo cierto es que el músico clásico tiene una diferencia con el resto y es justamente el efecto Mozart. Los investigadores han dispuesto discos distintos para cada etapa de la vida de un niño y en cada uno de ellos se expresan variaciones de tempos, tonalidades y texturas musicales que les brindarán a los niños una experiencia que los estimulará notablemente.

En la década del noventa en los Estados Unidos se realizaron distintas investigaciones que dieron como resultado el conocido efecto Mozart según el que se expresaba que la música de este artista clásico aumentaba la inteligencia, estimulaba a los niños e incluso, influía en la disminución de alguna patología psiquiátrica. Existen distintas opiniones acerca de ello y todos varían notablemente con la aplicación de este Mozart para bebés: ¿Qué se debe hacer con este dato y los niños?

La música siempre estimula a las personas y, en el caso de Mozart, está comprobado que es una experiencia muy fuerte de estimulación por el alto nivel artístico y musical de Amadeus. Pero muchos científicos explican a las madres que la escucha de Mozart desde la panza ayudará y luego, conjuntamente, lo hará también acompañado por un desarrollo y aprendizaje empírico de la música y de otras actividades que ayuden al niño a desarrollar su inteligencia y lógica.

Otras investigaciones más generales estuvieron desde un principio dedicadas a la música y en todas ellas se ha comprobado que este arte es uno de los canales principales que la madre tiene desde el primer día de gestación para comunicarse con su bebé. Además, está comprobado que una misma melodía repetida durante los últimos tres meses del embarazo y los tres primeros de nacimiento pueden influir en un futuro en los hijos, su habilidad musical y sus gustos.

Además, que una madre cante a su hijo, o tararee una canción o mismo, baile con movimientos suaves una melodía con él en brazos será un medio para poder lograr una comunicación intensa con su bebé, cariñosa, afectuosa y sobre todo, su hijo podrá notar su estado de ánimo.

También es recomendable que la madre le cante a su hijo y varíe las melodías según el día porque es una de las principales formas de comunicarse cuando el bebé aún no habla. Y, claro, una cuota de Mozart para bebés por día le servirá de gran estimulación al niño en crecimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario