48- La ventana indiscreta (Rear Window)

La ventana indiscreta (Rear Window)
La ventana indiscreta

Año: 1954. Director: Alfred Hitchcock. Duración: 112 min. País: Estados Unidos. Género: Suspense.

Reparto: James Stewart, Grace Kelly, Wendell Corey, Thelma Ritter, Raymond Burr.

Sinopsis:

L.B. Jeffries, un fotógrafo que sufre un accidente quebrándose una pierna, convalece espiando con una cámara los movimientos del vecindario.

Todo transcurre sin sobresalto hasta que cierto día, la pareja que vive frente a su ventana discute y luego la esposa desaparece.

Jeffries, acude a Doyle, un detective y a su novia Lisa, para intentar aclarar el misterio.

El fotógrafo la envía a requisar la casa, en la ausencia del esposo, pero justo cuando entra, encuentra a Lisa y se percata de que es observado por Jeffries.

Justo en el momento en que entra al cuarto Jeffries logra enceguecerlo con la luz del flash pero cae desde la ventana desde donde cae, quebrando su otra pierna.

Comentario:

La atmósfera claustrofóbica que reviste este thriller psicológico de Hitchcock, ya había tenido una suerte de deja vu, cuando James Stewart rodara junto al director británico "La Soga" (1948).

La tensión psicológica expresamente manifiesta en el personaje que permanece confinado a su silla de ruedas practicando un voyerismo desde la ventana de su departamento.

Una situación tan prosaica pudiera haber caído, en manos de un director sin talento, en una historia floja y sin tensión, pero que Hitchcock, aprovecha para plantear una suerte de proyección psicológica de la vida ajena por parte del protagonista, el fotógrafo y de su novia Lisa.

Éste, al ver la inminencia del compromiso marital, se vuelca a husmear en las actividades ajenas como mecanismo puramente defensivo.

Justamente, esa necesidad de tratar de vivir las otras vidas, que por las contingencias, nos vemos obligados a llevar en las nuestras, es retratada en la misteriosa figura del fotógrafo incapacitado con gran maestría interpretativa de un James Stewart ya maduro, que proyecta un aura de sobriedad dentro de la cuerda narrativa que el maestro inglés va tensando hasta llevarnos al final, todavía cargado de tensión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario