Los sistemas de financiación de las empresas

Las empresas no pueden pagar todo de contado y por ello deben recurrir a las financiaciones para conseguir el dinero faltante, poder cumplir con los compromisos, atender las necesidades de crecimiento y de desarrollo. Pero no existe una única forma de obtener los préstamos o las financiaciones, lo cual es benéfico para las empresas, ya que dependiendo de sus necesidades, su capacidad de endeudamiento, y el costo de las fuentes de financiación, podrá escoger lo que más le beneficie, que sin duda será una mezcla de menor costo con no pérdida de control del negocio.
 
Si solicita el préstamo en un Banco podrá conseguir el dinero a un costo alto pero sin sacrificar ni un grado de control de la empresa, y si en vez de ello, prefiere emitir acciones para venderlas al mercado, conseguirá el mismo dinero a un costo mínimo o cero, pero sacrificando parte del control del negocio. Dentro de estas dos vertientes, la empresa también cuenta con la opción de emitir bonos de deuda, en donde paga un interés durante un tiempo a cambio de recibir el dinero del público, y al mismo tiempo cuenta con la alternativa de solicitar préstamo a los mismos proveedores para pagarles más tarde las compras que les realizan.
 
Los sistemas de financiación de las empresas son variados, porque se cuenta con los Bancos, con la venta de acciones, con la emisión de bonos para negociar en el mercado de valores, con el pago de la cartera a proveedores, con el mismo aumento de precios, con  la reducción de gastos internos, con la venta de bienes para generar flujo de caja rápido, con los préstamos externos, entre otros tantos medios.

Posiblemente la empresa deba acudir no a una única alternativa de financiación sino a varias de ellas, al estilo de un portafolio de inversión, pero en este caso como portafolio de endeudamiento y consecución de recursos monetarios. Algunas serán más costosas pero menos sacrificadoras de control del negocio, otras menos costosas pero entregando parte del poder, unas cuantas alternativas serán más difíciles de obtener y otras irán en contravía del mismo negocio si intentas financiarte a consta de los mismos proveedores, quienes también necesitan sobrevivir.

No cabe duda que en las empresas se presentan épocas de bonanza y otras de escasez, y que en estas últimas se requiere buscar alternativas de financiación y consecución de nuevos recursos que le permitan solventar la necesidades del negocio en el largo plazo, en espera de que en el futuro se superen las dificultades para pode pagar y salir de la crisis. Afortunadamente, las empresas cuentan con variadas alternativas de conseguir el dinero faltante, las cuales puede utilizar en forma equilibrada y prudente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario