La utilidad del marketing para el emprendedor

Cuando se es emprendedor o se desea iniciar como tal, surgen inquietudes y preguntas de todo tipo y talante, angustias y zozobras sobre el futuro que deparará el negocio, la aceptación mayor o menor por parte de los consumidores, el tipo de producto y los diferenciadores que se le debe adicionar para que logre sobresalir ante múltiples ofertas, la forma en que se debe distribuir el producto y prestar el servicio para sintonizarse con el cliente, los cambios en los hábitos de los consumidores y la forma en que debo actuar para no quedarme atrás de sus deseos, el precio al cual debo vender los servicios, si debo realizar promociones y cuándo retirarlas, y así podríamos seguir indefinidamente.

Las respuestas a las preguntas planteadas con anterioridad y muchas otras se pueden responder con la herramienta y faro denominada marketing. Herramienta porque se puede convertir el marketing en un medio útil para lograr nuestros propósitos de emprendimiento. Faro porque el marketing le da la estrategia, el sentido de misión y visión que necesita todo negocio para sobrevivir en el tiempo y ser protagonista en el entorno en el que se desenvuelve.

La utilidad del marketing para el emprendedor nace en el plan de negocio, ya que la pieza fundamental del mismo es el mismo mercadeo, mostrarles a todos porqué cuentas con el producto apropiado para llegar a un nicho de clientes preciso, quienes no solo lo necesitan sino que están ansiosos de adquirirlo. Mostrar que la viabilidad del negocio es el resultado de haber hecho la tarea de marketing, utilizado en forma juiciosa las variables de producto, precio, plaza, promoción, relaciones públicas, fidelización de clientes.

La utilidad del marketing para el emprendedor sigue cercana y vigente en cada operación, gestión y desarrollo del emprendimiento, para guiar a la empresa al servicio de los clientes, quienes son la verdadera razón de existir del negocio. Una decisión financiera de inversión debe consultar a los clientes, así como el cambio de valor del producto, el lanzamiento de uno nuevo, el funcionamiento de la página web, la creación de una nueva área estratégica, el desarrollo del plan estratégico anual o semestral, el crecimiento, el cambio de precio, la campaña publicitaria, en todos los aspectos de la vida diaria del negocio está presente el cliente como juez y guía, y detrás de ellos el marketing como defensor de sus derechos.

El emprendedor necesita una mira clara a donde apuntar y un producto convincente que le permita dar en el centro de su target, unas personas motivadas y alineadas para cumplir los mismos objetivos de conjunto. En todo este proceso, está presente el marketing para ayudarle a tener la mira clara, el producto convincente y las personas alineadas en los mismos ideales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario