Comercio exterior

Cada país alrededor del mundo tienes sus propias “riquezas”. Recursos, bienes o algún tipo de servicio que permite suplir las necesidades de un pueblo entero.

Muchos países tienen riquezas similares, pero otros son menos ricos a veces. Cuando hablamos de riquezas nos referimos a esas cosas que son propias de un país y que benefician no solo a las personas que habitan en él, sino fuera de él también.

Cuando los países descubrieron que tenían mucho de algo que otro necesitaba, se descubrió el intercambio.A ese tipo de intercambios de traer y de enviar, se le conoce como comercio exterior o comercio internacional.

¿Qué es el comercio exterior?

Con comercio exterior, se entiende a la acción de intercambiar productos, servicios, bienes entre otras cosas entre dos o más países.Esa acción de intercambio, se le conoce con el nombre de importar y exportar.
La importación, consiste en que yo como país le compro a otro u otros, bienes, servicios o productos de forma legal y que son para el uso y consumo de las personas que habitan el país.

Cuando de importa se le brinda un beneficio y un prejuicio al mismo tiempo al país. Es decir, los consumidores pueden obtener productos muy buenos, a costos bajos y sobre todo que no son de acceso en su país.

En ese aspecto es un beneficio enorme, sobre todo cuando se trata de alimentos.Pero también existe un prejuicio, muchos de los productos que se importan pueden producir pérdidas al país cuando se convierte en una competencia fuerte.

Muchos consumidores pueden elegir solo usar determinado producto proveniente de un país X, con bajo costo pero de buena calidad y dejar de lado las ofertas del país propio.

El otro aspecto que nos trae el comercio exterior es la exportación. La exportación a diferencia de la importación, consiste en vender a uno o más países aquellos productos, servicios o insumos que ellos no tienen y que necesitan.

Los aspectos positivos de las exportaciones son sobre todo, el beneficio económico que representa para el país la entrada de dinero y sobre todo la oportunidad de crear empleos.

Con relación a los aspectos no tan buenos, encontramos que para exportar se requieren una serie de permisos y papeles, toda una serie de fenómenos fiscales.

Entre los beneficios que el comercio exterior le brinda a la economía, se encuentran:

- Se establecen relaciones de comercio que pueden mantenerse en el tiempo.

- Creación de fuentes de empleo en la medida en la que se necesita más manos de obra en la producción y agilización de lo que se comercia.

- Se obtiene una estabilidad en los precios de compra, y de esta forma evitar alzas injustas.
- Se cubren muchas necesidades dentro de los países cuando se importan productos, sobre todo de aquellos que carecen de alimentos.

- Se genera un aumento de producción y de competitividad, en la medida en la que se deben entregar productos con calidad.

- Entrada de dinero.

El comercio exterior y sus restricciones:

La idea de comercio exterior parece muy bella, sin embargo nada es totalmente fácil. Incluso este proceso que permite el beneficio entre países, también tiene sus restricciones. Entre las destacadas se encuentran:

- Barreras no arancelarias: Este tipo de restricción consiste en unas políticas que cada país tiene con relación a las importaciones que recibe.

 Este tipo de restricciones, intentan salvaguardar la economía local y evitar sobre cargas de productos. Un ejemplo de esta restricción es el peso de lo que se importa.

- Política arancelaria: Este tipo de restricción consiste básicamente en los precios fijados de cada país con relación a sus productos, bienes u otros.

- Dumping: Es un tipo de restricción predadora. Consiste en bajar los costos de los productos que son importados, creando así una competencia feroz entre el producto extranjero económico y el local mucho más alto.

- Empobrecer al vecino: Este tipo de restricción es muy parecido al de Dumping. Este consiste en que un país tiene la intención de empobrecer un país a toda costa, para el beneficio propio.

Todo proceso que vaya más allá de las fronteras tiene algún tipo de regulación, sobre todo si de comercio exterior se habla.

Por muchos años, los países que tenía algún tipo de relación económica mantenían estas por medio de acuerdos bilaterales, y tenían una fuerte restricción hacia mercados de talla internacional.

Fue entonces que después del siglo XIX, se incrementó la idea de formar un comercio exterior, uno que beneficiara con el libre comercio y esta idea se ha mantenido después de mucho tiempo.

El libre comercio, consiste básicamente para que tengan una idea clara, en un acuerdo que tienen las partes, en este caso los países dónde se especifican los precios de los productos que compran/venden.

A esta idea de comercio exterior, le surge una contra idea o antítesis llamada “autarquía”. La autarquía, consiste en la teoría de que los países pueden autoabastecerse con lo poco o mucho que tienen, sin necesidad de recurrir al comercio exterior.

Actualmente, existen muchos países que siguen esta idea económica y rechazan todo tipo de ayuda o intervención externa.

Muchos piensan que no es posible hacer esto, que las personas demandan ciertas cosas que deben ser cubiertas, y la única forma de brindarles esto, es por medio del famoso comercio exterior.

Para realizar este libre comercio, existen unos términos denominados: Incoterms, es la unión de tres palabras en inglés, que significan términos de comercio internacional

Mencionaremos dos de ellas, para que se hagan a una idea:

- Ex Works: Consiste en que una vez que el vendedor pone la mercancía en el lugar dispuesto por quien la compra, sea vehículo de transporte contenedor, bodega entre otras. Este no se hace responsable de los daños de la mercancía, ni de pérdidas ni de ninguna otra cosa.

- Free carrier: El vendedor no es responsable del transportador que el comprador elige, el vendedor una vez entrega la carga en la aduana al transportista que el comprador contrató, no se hace responsable por ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario