Cambio de divisas

Para hablar del cambio de divisas, es necesario abordar los temas de las tasas de cambio y los mercados de divisas.

Las tasas de cambio o tipos de cambios, son las tablas informativas necesarias para llevar a cabo las relaciones de tipo económico a manera internacional.

Cada día, en los medios de comunicación, sea televisión, prensa, radio e internet, salen los anuncios de las monedas más importantes en los mercados y con ellas muchas veces su valor correspondiente a la moneda local.

Aunque los mercados se rigen bajo el precio fijo del dólar, también sale a reducir en algunos países su valor correspondiente según las autoridades del país.

Cada nación tiene una autoridad propia que según los estándares internacionales fija el valor de la moneda. Esto depende de la devaluación y la revaluación de la moneda propia.

La devaluación o déficit de la moneda consiste en un exceso de moneda local o nacional frente a la presencia de monedas extranjeras. Cuando esto ocurre el valor de las monedas extranjeras aumenta y el de la local baja totalmente, a esto se le conoce con el nombre de devaluación o déficit.

Por otro lado, está el efecto contrario, la revaluación o superávit. Consiste simplemente en que la moneda local o nacional aumenta su valor con relación a las monedas extranjeras.



Cambio de Divisas, ¿Qué es?

Antes de mencionar lo que es un cambio de divisas, realicemos una diferencia entre lo que es una moneda y lo que es una divisa.

Algunas veces, las personas tienden a confundir los dos términos, y aunque son semejantes, se diferencian dependiendo del uso que se les dé en determinado momento.

Una moneda, es la representación económica de un país determinado, ejemplo, el YEN es de Japón, el peso es de la mayoría de los países latinoamericanos, el euro de Europa entre otros ejemplos.

Ahora bien, las divisas también son monedas, pero obtienen este nombre cuando son usadas como una forma de economía dentro de un país totalmente diferente.

Es decir, el dólar y el euro son representaciones de una moneda que se convierte en divisa, cuando cumple con una función económica dentro de otros países.

Ahora si podemos entrar en materia, definiendo lo que es el cambio de divisas.

El cambio de de divisas, consiste esencialmente en un proceso por el cual, cualquier forma de manejo de dinero que no sea en billetes es comprado o transformado de una determinada divisa a otra, dependiendo de las necesidades.

En forma más sencilla, quiere decir que las entidades responsables o autoridades competentes emplean cualquier forma de manipulación de dinero pero no físico y se maneja en divisas, es decir en las monedas extranjeras que cumplen una función dentro del territorio.

Así que los cheques, las transacciones, los pagos en tarjetas de créditos emplean cambio de divisas, pagan en dólares a una cuenta europea, y así por el estilo.

En este aspecto es importante abordar el tema de las tasas de cambio de divisas. Sabemos que la tasa de cambio consiste en saber el valor que representa una moneda por otra, es decir una moneda X a cuanto equivale en moneda local o en otra moneda.

Con las divisas es lo mismo, el cambio de divisas consiste en saber cuánto vale una divisa X para comprarla en otra.

Un ejemplo práctico: Tenemos un EUR (euro) y queremos saber cuántos dólares se necesitan para comprar ese euro o para cambiarlo. Un EUR equivale a 1.2505 USD.

Con este ejemplo, sabemos entonces que para cambiar un euro se recibe o se cambia 1.2505 UDS.



El cambio de divisas y su mercado:

El mercado de divisas, no es más ni menos que las formas de negociarlas alrededor del mundo.

Este negocio está conformado por muchas personas ubicadas en diferentes partes del mundo. Todas ellas conectadas entre sí por canales de comunicación, ya sea tecnológicos o vía telefónica.

El mercado de cambio de divisas, permite comprar, vender o realizar cualquier tipo de negocio, por medio de las personas que se dedican a esto, sean agentes de venta entre otros.

Por esto el negocio de las divisas se ha vuelto tan necesario. Diariamente personas necesitan del cambio de divisas, para realizar negocios que demanden la compra o venta de productos o servicios.

En otros aspectos también aquellas personas que viajan, extranjeros que requieren del cambio cuando llegan o se van de una país determinado.

El tipo de agentes o representaciones dentro del negocio del cambio de divisas, son:

  • Los bancos comerciales, sirven como puente o conexión entre los que ofrecen las divisas y quienes los compran.
  • Bancos centrales, estos bancos son los que se encuentran en cada país y actúan como la autoridad que define el cambio.
  • Multinacionales, estas empresas realizan todos son movimientos en el extranjero, emplean casi siempre la misma divisa, en este caso el dólar americano.
  • Independientes, son las personas que requieren del servicio de cambio de divisas, tal es el caso de los turistas, inmigrantes entre otros.
  • Por último encontramos a los agentes o corredores, estas personas son las encargadas de mantener el negocio del cambio de divisas en constante movimiento.

Clases de mercado con relación a las divisas: Al contado y a plazos.

  • Mercado de divisas al contado: Cuando el cambio de la moneda debe hacerse de forma inmediata, aunque en los términos de cambio de divisas puede durar entre 24 y 72 horas.
  • Mercado de divisas a plazos: Cuando se habla sobre plazos dentro del negocio de las divisas, este tipo de mercado se refiere a fechas de compra.

Se pueden realizar compras de divisas por las fechas que sean necesarias, días, semanas, meses e incluso años.

Por último mencionaremos dos ventajas de los mercados de divisas:

  • El mercado de las divisas permite las transferencias de dinero, sin importar la moneda. Es decir, facilita las formas de pago o de recibo de dinero sin preocuparse por la moneda local o por problemáticas relacionadas.
  • Permite la expansión, es decir no hay límites de espacio o de tiempo, ya que este negocio aplica de forma mundial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario