La suma también puede ser negativa

Es natural que al pensar en la suma aparezcan en forma espontánea solo números positivos, como +3 o +345 o +28. Pero qué tal si te dijeran que en la suma pueden también tener cabida los números negativos? Tal vez te sorprenderías en forma positiva.

Esta operación puede ocurrir cuando sumas un número negativo con otro negativo, como 30 + -5 = 25, en donde la suma se comporta como una resta. También se puede presentar el numero negativo en la suma cuando se suman dos números negativos, por ejemplo, -5+ -5 =-10. Expliquemos un poco esta última operación.

Cuando sumas dos números negativos, la clave está en pensar por algún momento que se tratan de números positivos, realizar la suma y al final ponerle al resultado el menos. Vamos con un ejemplo: supongamos que deseas sumar -30 con -20, entonces de acuerdo con el truco vamos a suponer que los dos números son positivos, los sumamos 30+20=50, y luego al resultado le antecedemos el número menos, es decir -50. En resumen -30 + -20 = -50.

La suma puede realizarse con ambos números positivos, 10+3, con uno positivo y el otro negativo, 10 + -3, los dos negativos, -9 + -6. En el primer caso, se suma normalmente y el resultado es siempre positivo, en el segundo caso se comporta como una resta y el resultado puede ser tanto positivo o o negativo, y en el tercer caso se puede asumir como si los dos números fueran positivos para luego ponerle al resultado un menos.

El hecho de que existan números negativos en la suma nos inicia que todo es posible y no debemos tener paradigmas al respecto. La abundancia puede ser representada tanto en lo positivo como en lo negativo. Lo mismo que ocurre en la vida, ya que puedes tener muchas cualidades o defectos, aumentar tu prosperidad o el saldo en rojo del dinero, cuando pides mucho prestado o gastas en exceso a crédito.

La suma también puede ser negativa, y no debes preocuparte por ello, solo debes dejar fluir la operación, aplicar los trucos que e enseñamos, y practicar mucho. La mente se desarrolla con los ejercicios, la velocidad se gana con la repetición, la automatización se logra cuando estandarizas los procesos, la simplicidad y facilidad la visualizas cuando entiendes y prácticas. Es el momento de comenzar a crear el hábito de la suma, en todas sus versiones y dimensiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario