La multiplicación es cuestión de método

Para hacer ejercicio en el gimnasio y ganar acondicionamiento físico necesitas método y una rutina diaria, para aprender a multiplicar y ser el mejor en ello, también requieres método. Las técnicas actuales de la multiplicación enseñan que el método de hacerlo es por decenas, centenas, miles y así sucesivamente, veámoslo con un ejemplo.

Empecemos por unas cifras pequeñas para luego convertir las operaciones en más complejas. Supongamos que deseas multiplicar 325 por 32, entonces comienzas por multiplicar los números más grandes es decir 30 por 300 para obtener 9,000, luego 30 por 20 con el resultado de 600, le sigue 30 por 5 que equivalen a 150, sigues con el 2 multiplicado primero por 300, luego el 2 por 20 y por último el 2 por 5, para al final sumar cada uno de estos resultados parciales.

El método de multiplicación consiste en fraccionar las cifras en las decenas, centenas y miles, lo cual resulta más fácil. Para el caso del ejemplo y de la cifra 325, esta se puede fraccionar en 300 + 20 + 5, a la vez que la cifra 32 en 30 + 2, para luego ir multiplicando por partes como se mencionó con anterioridad.

La razón de utilizar este método es que resulta más fácil multiplicar cifras redondas como 30 por 20, que intentar hacerlo de una vez con 35 por 25. Lo mismo que ocurre si intentas hacer muchas cosas al tiempo, como armar una figura en lego, en donde primero armas la cabeza, por separado las piernas y brazos, luego el cuerpo, y al final si intentas unir todas las partes para obtener el resultado final. La multiplicación también funciona con método.


1 comentario: