El Palatino

Siempre se ha hablado de las contribuciones que ha hecho el hombre a la propia humanidad. Se ha admirado a personas por sus palabras, sus discursos, sus trazos, sus hallazgos... Pero creo que no es suficiente, hay determinadas personas cuya aportación a la humanidad es tal, que constituye un bien y no tan solo un mérito. Estos héroes del palatino de la humanidad, entrarán en el reino de los cielos directamente, por el gran bien que han hecho: exacto, pasaporte libre. ¿Entonces el arte, y el humanismo no son únicamente caprichos, o novedades agradables y bellas? Me temo que no. El arte es el lenguaje de la belleza y la belleza la letra "B" de bien. (Se nota que no soy ningún experto). El palatino estará lleno de pensadores, músicos, artistas... Se oirán los acordes más sublimes descubiertos por la humanidad, la luz allí será más intensa... Desgraciadamente,  han sido rechazados por la humanidad y apartados, no han sido comprendidos por los de su tiempo, la locura y una melancolía ambiciosa se apoderaron de ellos, haciéndolos aparentemente insensibles a lo exterior... En fin el arte no es el único tipo bien, pero si una parte importante... Saborea cada instante. El palatino...


3 comentarios:

  1. Aunque no todos los grandes artistas (vease, JS. Bach, Velázquez, Tolkien)se han dejado engullir por la fiebre de la melancolía, la nocturnidad y una cierta locura (definición de artista romántico), comparto contigo que, con frecuencia (y cada vez más) se deja de lado la aportación incalculable que ha significado para la humanidad el legado de poetas, músicos, pensadores y, en definitiva, los espíritus libres y a abiertos a la belleza.
    Los triunfadores actuales son los futbolistas, las modelos, los empresarios forrrados. Por favor, que a tu hijo no se le ocurra ser poeta, pintor o profesor de literarura, ¿de qué va a vivir? ¿quién va a ser en la esfera social?
    Aunque alargue un poco el comentario, adjunto una frase que, en su día, me impactó. Es de la película "el club de los poetas muertos" y viene de labios del singular profesor Keating: "No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (...). Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería... son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos".
    En fin, no comulgo con la filosofía vital de Keating (carpe diem, etc. Otro día podemos comentar este tema), pero pienso que un brindis hacia el arte nos embellece, nos hace mejores personas, nos permite ascender hacia la verdad, hacia el bien, hacia la belleza. Dixi
    Wilson

    ResponderEliminar
  2. Así es no todos han sido absorbidos por la melancolía, y la locura de Van Gogh...
    Sé también que los triunfadores no son los héroes del arte, los miembros del palatino. A pesar de que el arte no da para vivir, existe un susurro inquietante en mi cabeza, un palpitar deseoso de volver a la "belle epoquè" donde hasta el más sencillo gesto significaba que la vida es un arte, que te invitaba a disfrutar de él y a exprimir cada instante como si fuera la ultima pincelada de un Renoir o un Monet...te invitaba a echarlo todo a perder y vivir del sonido de los violines.

    ResponderEliminar
  3. wilson, si tanto ascendemos a la verdad con el arte porque luego el señor Keating acaba con esas ideas tan desviadas de la moral verdadera ¿ no sera que el arte acaba enloqueciendo al hombre? ¿ no sera que el arte es algo muy superior a lo que el hombre pueda soportar? reflexiona y luego me comentas

    jordi

    ResponderEliminar